Noticias

El Supremo declara que las prestaciones por maternidad no deben pagar IRPF

El pasado 5 de octubre de 2018 se recibió la Sentencia del Tribunal Supremo en la que establece como doctrina legal que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Enlace Sentencia Aquí

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirma así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dictada en junio del año pasado (Sentencia Administrativo n. 1666/2017) por la que se estimaba un recurso interpuesto por una madre y por la que se obligaba a Hacienda a devolverle las cantidades ingresadas en el IRPF en concepto de prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social.

El Tribunal Supremo apoya su decisión principalmente en la Exposición de Motivos de la Ley 62/2003 de 30 de diciembre de medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social que introdujo la mencionada exención en la Ley 40/1998 del IRPF que dice: “En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en primer lugar, se establece la exención de las prestaciones públicas percibidas por nacimiento, parto múltiple, adopción, maternidad e hijo a cargo, entre las que se incluyen las prestaciones económicas por nacimiento de hijo y por parto múltiple previstas en el Real Decreto Ley 112000, de 14 de enero”.

Según la sentencia, la exención que se establece comprende la prestación de maternidad y no solo las de nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo a cargo, y no parece pretender que su alcance se limite a las concedidas por las comunidades autónomas o entidades locales, ya que trata de establecer la exención de todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban.

Una vez publicada la sentencia, y aquí es donde FERS S.L. y Balms Abogados ofrecen su asesoramiento, se abre la vía para reclamar la devolución de las cantidades pagadas en concepto de IRPF por la prestación por maternidad.

Finalmente, informaros que teniendo en cuenta el plazo de prescripción de 4 años, los contribuyentes podrán reclamar las retenciones indebidas en el IRPF por la prestación por maternidad desde el año 2014, es decir, podrán reclamarse las cantidades de los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017.

Si has sido madre/padre hace menos de cuatro años, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos con la reclamación.