Análisis de situaciones fiscales “Due Diligence” en procedimientos de adquisición de empresas o sociedades. Asesoramiento y apoyo en las negociaciones y estructura de supervisión


Si su intención es adquirir o vender una sociedad con una actividad, el primer paso a seguir para obtener la información más fiable que ayudará a tomar la decisión correcta es el encargo de una DUE DILIGENCE que consiste en verificar la situación fiscal, contable y legal de la sociedad, detectando posibles contingencias o riesgos que pueda presentar la misma por el desarrollo de la actividad. El objetivo es fijar el valor real del negocio para su compra o venta, de manera que el adquirente tenga claro qué compra y cuál es la situación económica y financiera real del negocio, además de reducir enormemente el riesgo de la transacción de compraventa de la empresa, y aporta al comprador una evaluación independiente, objetiva, y detallada del negocio, revisando muy especialmente la existencia de pasivos ocultos o contingencias en todas y cada una de las áreas objeto de la revisión.

Nuestro equipo altamente cualificado llevará a cabo, en colaboración con los departamentos de Derecho Procesal y Derecho Laboral de nuestro despacho, el estudio sobre los siguientes aspectos fundamentales:

  1. Los antecedentes de la transacción
  2. La visión general del negocio
  3. La Organización de la empresa
  4. El Análisis del Negocio
  5. Análisis Financiero de la Empresa
  6. Sistemas de Información y Control
  7. Contingencias Fiscales
  8. Contingencias Medioambientales
  9. Gestión del Riesgo y Seguros
  10. Contingencias Jurídicas
  11. Contingencias Laborales

La tendencia actual es la de centrarse en aspectos concretos y muy definidos, y no realizar una Due Diligence “integral”. Por tanto, es muy habitual realizar, a modo de ejemplo, una Due Diligence Fiscal, y una Due Diligence Laboral, para aflorar posibles contingencias fiscales y laborales, sin entrar a realizar una de carácter integral.